VOSSELER ABOGADOS

Derecho matrimonial

Vosseler abogados, letrados especializados en derecho matrimonial.

Desde la más remota antigüedad hasta hace relativamente poco el pensamiento religioso ha estado presente de una forma u otra en los acontecimientos más relevantes del devenir social, así como también en los hitos más importantes de la vida de las personas. La institución del matrimonio, por supuesto, no es una excepción. Antes del advenimiento del cristianismo, entre los romanos se lo definía como una comunidad del derecho humano y divino. Posteriormente, en Occidente y durante muchos siglos, fue la Iglesia católica la que se ocupó de bendecir los casamientos otorgándoles de ese modo efectos jurídicos. La creciente preponderancia del poder político frente a los estamentos religiosos ayudó a que el derecho civil comenzara a hacerse cargo de la regulación del matrimonio, mientras que la validez religiosa de esa institución quedaba en manos del derecho canónico.

Abogados derecho de familia

En la actualidad, el derecho matrimonial es el conjunto de normas jurídicas que regulan el vínculo que se establece entre los cónyuges (sus derechos y deberes, la separación, el divorcio…), así como sus requisitos, impedimentos y efectos patrimoniales. Hoy en día son muchas las parejas que deciden disolver el vínculo matrimonial con todo lo que ello conlleva. En estos casos se hace necesario llevar a cabo la disolución desde una vertiente amistosa, máxime si existen menores; pero si ello resultara imposible y debieran alzarse todos los mecanismos contenciosos, debes saber que en Vosseler Abogados contamos con profesionales de contrastada solvencia en estos casos para poder obtener el máximo resarcimiento tanto personal como económico.

Áreas
  • Divorcios y separaciones
  • Custodia de los hijos
  • Modificación de medidas
  • Reclamación de pensiones
  • División de la cosa común
  • Pactos prematrimoniales
Preguntas frecuentes sobre Derecho matrimonial

¿Qué diferencia hay entre un divorcio de mutuo acuerdo y uno contencioso?

Existen dos tipos de divorcio, el divorcio de mutuo acuerdo, también conocido como amistoso o express; y el divorcio contencioso.

En el divorcio de mutuo acuerdo, los cónyuges firman un convenio regulador. En él quedan fijadas todas las cuestiones relacionadas con su ruptura. Por ejemplo, se expresarán las condiciones relacionadas con la custodia de los hijos y el uso del domicilio familiar.

En este caso, ambos cónyuges están de acuerdo en todas las condiciones, así como también en llevar a cabo el divorcio. Generalmente, en esta situación ambos cónyuges comparten abogado.

Sin embargo, cuando no hay un acuerdo entre los cónyuges, sea porque uno no desea el divorcio o porque no está de acuerdo con las condiciones, es necesario acudir a lo judicial mediante un divorcio contencioso.

En este último caso, se llevará a cabo un juicio y será necesario que cada una de las partes cuente con su propio abogado.

¿Qué es el Convenio Regulador?

El Convenio Regulador es el documento que redactan los cónyuges que se divorcian de manera amistosa. En él, pactan todas las condiciones económicas y que tienen que ver con sus hijos.
En este documento se expresan todas las condiciones de custodia de los hijos, las relacionadas con los bienes adquiridos durante el matrimonio, las pensiones compensatorias y alimenticias, etc.

¿Qué diferencia hay entre una separación y un divorcio?

Al romper una relación matrimonial, es posible que te preguntes si es mejor divorciarte, o simplemente separarte de tu cónyuge, y cuáles son las diferencias entre ambos.

La separación no implica la ruptura del vínculo matrimonial. Por lo tanto, aunque ante la ley ambos están separados, viven en diferentes lugares rompiendo así la vida en común y cesa la posibilidad de vincular bienes del otro cónyuge; no es posible volver a contraer matrimonio con otra persona.

Sin embargo, el divorcio tiene como consecuencia la ruptura del vínculo matrimonial, permitiendo que cualquiera de los dos se vuelva a casar con otra persona.

¿Puedo divorciarme de mi cónyuge, aunque él o ella no esté de acuerdo?

Sí. Actualmente no es necesario que ambos estén de acuerdo para que se produzca un divorcio. Por lo tanto, con que uno de los dos cónyuges desee y solicite la separación o el divorcio, el juez lo autorizará.

Además, actualmente tampoco es necesario tener una causa para llevar a cabo la separación, o el divorcio. Basta la voluntad de uno de los cónyuges para romper el matrimonio o realizar la separación.

¿Cuánto tiempo debe pasar desde la boda para poder divorciarme?

La ley establece que es necesario que hayan transcurrido, al menos, tres meses desde el momento en que se contrajo matrimonio.

Sin embargo, existe una excepción. Si el contrayente que quiere divorciarse puede acreditar que hay riesgo para la vida, la libertad, la integridad física o moral, o la libertad e indemnidad sexual, suya o de sus hijos, el divorcio se puede llevar a cabo sin tener en cuenta el plazo de tres meses.

¿Cuál es la diferencia entre separación de bienes y sociedad de gananciales?

Cuando te casas, puedes elegir dos regímenes económicos: separación de bienes o sociedad de gananciales. Esta elección determinará qué pasará con los bienes que se adquieran después del matrimonio. En caso de que no establezcas ninguna opción de manera explícita, se aplicará la opción por defecto de tu Comunidad Autónoma.

En el caso de contraer matrimonio en Baleares, la Comunidad Valenciana o Cataluña, el régimen por defecto será el de separación de bienes; mientras que, en el resto de Comunidades Autónomas, regirá la sociedad de gananciales.

La diferencia principal entre estos dos sistemas es la siguiente:

  • En la separación de bienes, lo que adquiere cada uno de los cónyuges durante el matrimonio será solamente suyo; y lo mismo ocurrirá con las deudas. Por lo tanto, si uno de los cónyuges compra en solitario una vivienda, esta será solamente suya, y no de ambos.
  • En el régimen de gananciales, lo que adquiera cada uno después de formalizar el matrimonio será de los dos. Del mismo modo, las deudas también se compartirán entre ambos.

El régimen económico matrimonial es modificable.

¿Qué diferencia hay entre guarda y custodia, y patria potestad?

La guarda y custodia hace referencia al cuidado de los hijos menores de edad en la vida habitual. Sin embargo, la patria potestad se refiere a la representación legal de los hijos.

Generalmente, cuando se produce una separación o un divorcio, ambos progenitores suelen mantener la patria potestad de sus hijos de manera conjunta. Sin embargo, la guarda y custodia pertenece a uno de los dos, a excepción de los casos de custodia compartida.

¿Qué es la pensión de alimentos?

En los casos en que la custodia de los hijos menores de edad no es compartida, sino que se le otorga a uno de los progenitores, teniendo el otro un régimen de visitas; el segundo debe aportar mensualmente una pensión.

Esta pensión tendrá como finalidad la manutención de los hijos, y no es una pensión a favor del ex cónyuge, sino de los menores.

La pensión de alimentos se calcula teniendo en cuenta las necesidades de los menores, así como también la capacidad económica de ambos padres.

¿El progenitor con la custodia puede renunciar a la pensión de alimentos?

No. El progenitor que tiene la custodia de los niños no puede renunciar a la pensión de alimentos. El motivo por el que no puede es que esta pensión no va destinada al progenitor, sino a los hijos.

Por ese motivo, si el padre o la madre con la custodia renunciase a la pensión, estaría haciéndolo en detrimento de sus hijos.

¿Hasta cuándo es vigente la pensión alimenticia?

Hay quienes piensan que la pensión alimenticia finaliza en el momento en que el hijo cumple la mayoría de edad. Sin embargo, esto no siempre es así.

De hecho, la pensión por alimentación sigue vigente hasta que el hijo deja de ser económicamente dependiente de sus padres. Por lo tanto, si cumple los 18 años pero continúa estudiando o no encuentra trabajo, el progenitor tiene la obligación de seguir abonando la pensión de alimentos.

Mi ex no paga la pensión alimenticia, ¿puedo impedirle visitar a nuestro hijo?

No. El progenitor que tiene la custodia de los hijos no puede impedir al otro, de manera unilateral, la visita a sus hijos. El impedimento de ver a los hijos debe ser una medida adoptada por un Juez.

Si estás en esta situación, puedes acudir a un despacho de abogados especialistas en derecho matrimonial. En Vosseler abogados podemos ayudarte a llevar a cabo este procedimiento, demostrando un reiterado incumplimiento del deber de alimentos del otro progenitor.

¿Quién tiene derecho a quedarse con la vivienda familiar?

En los casos en que el matrimonio se rompa de manera amistosa, serán los cónyuges quienes decidan quién seguirá disponiendo de la vivienda familiar, o si tomarán alguna otra medida equitativa, como la venta de esta y el reparto del dinero.

Sin embargo, cuando no existe acuerdo al respecto, en el caso de los matrimonios con hijos, seguirá disponiendo del uso de la vivienda familiar el cónyuge que se quede con la custodia de los niños.

Esto será así, incluso en los casos en que la casa sea propiedad únicamente del contrayente que se marcha de la vivienda.

¿Qué es la pensión compensatoria y a quién le corresponde?

Esta pensión se suele dictar a favor de uno de los cónyuges, cuando este haya renunciado a trabajar fuera de la casa para cuidar de la familia. Si esto ocurre y, después del divorcio, ese cónyuge tiene dificultades para entrar en el mercado laboral, el Juez podrá dictar la compensatoria.

Sin embargo, en los últimos años esta pensión no se establece de manera sistemática en todos los casos. De hecho, solamente se concede en los matrimonio de una cierta edad que han estado casados durante mucho tiempo

¿Qué documentos necesito presentar para empezar un proceso de divorcio?

Si te quieres divorciar de tu pareja, lo mejor es que acudas a un buen despacho de abogados especialistas en derecho matrimonial, como Vosseler abogados.

Para comenzar el procedimiento, necesitarás el acta de matrimonio, ya que esta respaldará la unión entre tú y tu cónyuge. Además, en caso de que tengas hijos en común con él o ella, necesitarás las partidas de nacimiento de los hijos.

Por otro lado, para los casos en los que existan propiedades en común, también será necesario aportar los títulos de propiedad de la vivienda familiar y de las demás propiedades comunes.

¿Tengo que separarme antes de divorciarme?

No. En el pasado, era necesario solicitar en primer lugar la separación judicial para, a continuación, llevar a cabo la demanda de divorcio. Sin embargo, a partir de una reforma realizada en la Ley de Separación y Divorcio en 2005, ya no es necesario solicitar antes la separación.

De hecho, con que uno de los cónyuges solicite el divorcio transcurridos tres meses desde el momento de la boda, no será necesario siquiera presentar una razón para dicha disolución matrimonial.

VOSSELER ABOGADOS

ABOGADOS DIVORCIOS

Contacta con nosotros

Acepto la política de privacidad