Benedito acusa a Bartomeu de «tramposo» y no descarta un nuevo voto de censura

Por 10 septiembre, 2019 sentencias, Vosseler Abogados

El mundo culé vuelve a pasar a la acción. Después de un verano deportivamente muy movido, judicialmente vuelve a tener novedades. Y el protagonista ha sido Agustí Benedito, presidenciable del Barça que ahora ha ganado una primera partida judicial a Josep Maria Bartomeu y a su junta.

Benedito ha anunciado que el Juzgado de Primera Instancia Número 34 de Barcelona ha fallado en su favor sobre la demanda que interpuso después de reclamar la nulidad por los plazos del voto de censura que quiso tirar adelante en el 2017. Dos años sin apariciones públicas del empresario catalán que se han acabado y ahora tiene una nueva ocasión para acusar a Bartomeu y a su junta de «hacer trampas» a un año y medio vista de nuevas elecciones en Barça.

«Han hecho trampas»

«La junta de Bartomeu, contraviniendo los estatutos del Barça, sin más respeto a la mínima norma, se lo pasa por el forro de la camisa», ha asegurado un agresivo Benedito, acompañado de Lluís Daniel-Geli y Daniel Vosseler, después de mostrar la sentencia favorable y esperando si el Barça la recorre en los próximos 20 días hábiles. El hecho en sí, era una demanda contra el Barça por el plazo de la recogida de firmas para tirar adelante el voto de censura del 2017, con la discusión con la junta del Bartomeu sobre si los sábados eran días hábiles o no.

La sentencia concluye que los sábados no eran días hábiles (cómo defendía Benedito) y no apoya los plazos que entonces había establecido la junta de Bartomeu y que acortaron el periodo de recogida de firmas. Sin embargo, en la pasada asamblea de compromisarios ya se aprobó que a partir de ahora los sábados sí son hábiles «complicando todavía más un voto de censura».

«Los socios del Barça escogemos a nuestro presidente y a nuestra junta directiva, pero también tenemos la capacidad de removerlos. Tan legítimo es escoger las presidencias como que dejen de serlo», explica Benedito. Y vuelve a quejarse de las dificultades que ha puesto Bartomeu después de cambiar los estatutos y pasar del 5% al 15% el mínimo para iniciar un voto de censura.

Benedito, que ha recordado que participó en 1998 en el primer voto de censura, el del Elefant Blau, explica que el del 2017 quedó justificado por el hecho que el Barça fue declarado culpable de dos delitos fiscales. «Aquellas razones se mantienen y se han intensificado, pero no hay vuelta atrás, aquello se acabó», sigue diciendo.

«Han hecho trampas y han ido contra la ley» y «desde el minuto 1 todo fueron pegas», añade Benedito. Y ha acabado asegurado que «si se hubieran respetado los plazos el voto de censura se hubiera celebrado». Benedito afirma que las 12.504 firmas favorables al voto de censura hubieran aumentado y hubieran superado las 16.570 firmas necesarias.

No descarta un nuevo voto de censura

Benedito también ha dado un nuevo paso adelante y confirma que un nuevo voto de censura todavía estaría más justificado, pero confirma que no lo haría en solitario: «Nosotros solos seguro que no lo volveremos a hacer. Si los los candidatos de forma compartida y transversal están por el trabajo de acortar la agonía de Bartomeu, contarían con nuestro apoyo».

Y ha añadido los motivos de esta nueva intención de voto de censura alegando que «tenemos una junta, soportado por una sentencia judicial, que se pasa por el forro de la camisa la democracia participativa del Barça». Y ha valorado el proyecto del Espai Barça como «una engañifa, una pantomima y un paripé». Finalmente ha concluido la rueda de prensa, que ha durado una hora, afirmando que el «Barça está en bancarrota».

Fuente: Elnacional.cat

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies