Cómo recurrir una multa: la importancia del asesoramiento

CÓMO RECURRIR UNA MULTA: LA IMPORTANCIA DEL ASESORAMIENTO

No es tarea fácil: recurrir una multa a veces supone un verdadero calvario para el infractor, que se topa con una burocracia que a veces excede tanto su conocimiento como su paciencia. Además, en muchas ocasiones existe un gran desconocimiento por parte de la ciudadanía en cuanto a su derecho de reclamación. Contar en este caso con un abogado que lo acompañe en el proceso suele ser sinónimo de tranquilidad y de resultados en la mayoría de los casos positivo.

Lo primero que debe saber el infractor es que para recurrir una multa se debe hacer dentro de un plazo muy concreto; de lo contrario su recurso ya no será válido, pues aunque no haya registro de que recibió la multa en mano, el trámite sancionador continuará su camino.

La multa también puede recibirla el infractor en el momento en el que se produce el incidente, es decir, el propio policía puede entregar la multa al infractor en mano. Si en ese momento se firma, se está indicando que el infractor ha recibido la notificación de la multa, sin más. El agente de policía también deberá firmarla y con ello se asegura que se registra que nos la ha entregado. Un dato importante que hay que saber es que si no era el titular del vehículo quién conducía en el momento de cometer la infracción, los datos de este deben ser comunicados obligatoriamente, pues de lo contrario se enfrenta a una multa que va de los 301 a los 1500 euros.

Con estos conocimientos básicos, veremos ahora cuál es el procedimiento que se sigue para reclamar una multa. En primer lugar, hay que saber que si se abona el importe de la multa se está renunciando a reclamarla. Por lo tanto, si no se está de acuerdo con la sanción, se deberá presentar las alegaciones pertinentes en los quince días hábiles siguientes al día en el que se expidió la multa. De lo contrario, como hemos dichos más arriba, la multa seguirá su curso y finalmente, si no se hace nada al respecto, Hacienda finalmente reclamará su pago (recargo del 20 por ciento).

En segundo lugar, si se decide recurrirla habrá que realizar un escrito con las alegaciones pertinentes y las pruebas necesarias que argumenten tal recurso. Este escrito debe enviarse al jefe de Tráfico de la provincia en donde se haya producido el incidente, tanto presencial como a distancia (correo). Este escrito es de suma importancia y debe hacerse según lo establecido por la ley.
Y es aquí cuando se producen los muchos errores en los que incurre el infractor por desconocimiento del proceso legal. Por ello, recomendamos que este trámite se realice con el acompañamiento de un profesional con experiencia que nos asesore adecuadamente en todo el proceso. En Vosseler Abogados contamos con un gran equipo que se dedica a la reclamación de multas con un alto porcentaje de buenos resultados. No dudes en consultarnos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies