Desahucios: las claves para conocer la ley

Por 2 octubre, 2018Abogados Barcelona
DESAHUCIOS:LAS CLAVES PARA CONOCER LA LEY

Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria de 2008 y la consecuente crisis en el sector que se produjo y que España ha arrastrado hasta la actualidad, hay sido muchas las familias que se han visto envueltas en un proceso de desahucio. Otro de los escenarios en los que tenemos que hablar de un desahucio es cuando un inquilino no puede hacer frente al pago del alquiler al propietario de la vivienda.

La falta de conocimiento de los derechos que amparan a los afectados ha sido clave para que se produzcan en muchos casos ciertas prácticas abusivas. No obstante, la solución es fácil: acudir a un profesional experimentado que nos asesore en todo el proceso.

La primera pregunta que se plantea alguien que ya no puede hacer frente a los pagos de su hipoteca o alquiler es si de alguna manera puede evitar el desahucio. Estamos hablando de una situación límite, en la que el afectado ya ha intentado diferentes medios para que este grave momento no llegue; pero todo ha fallado. A continuación veremos si esto es posible y cómo hacerlo.
En primer lugar, hay que explicar algún concepto que siempre implica cierta confusión en cuanto a los desahucios de vivienda alquilada: el desahucio exprés. Se trata de una figura jurídica incluida en la Ley de Enjuiciamiento Civil (2009) que indica que pase el menos tiempo posible entre el momento en el que se produce la notificación al inquilino por parte del propietario y el desahucio de la vivienda.

En cuanto a las hipotecas, cuando el propietario de la vivienda ha dejado de pagar una sola cuota, se pone en marcha un proceso por el cual el banco reclama el pago, que se extiende a tres cuotas más si no se han abonado. En este momento, es posible que se le notifique al propietario mediante demanda judicial la totalidad del crédito o el desalojo de la vivienda. Puesto que este procedimiento (la ejecución hipotecaria) resulta muy favorable a quien reclama el pago (el banco), es sumamente difícil paralizarlo. Y si se logra detenerlo, generalmente se debe a problemas de forma y no de contenido en el proceso.

Sin embargo, el profesional que defienda los derechos del afectado debe investigar a fondo todas las características del crédito hipotecario, con el objetivo de hallar cláusulas abusivas que sean complicadas de entender por el afectado o intereses desmesurados. Esto sin duda podría producir un giro en el caso y serviría, mediante las pruebas correspondientes, para intentar detener el desahucio con el fin de encontrar otras soluciones.

Uno de los graves problemas que se deriva de esta situación es que el deudor, de no poder hacer frente a los pagos de la hipoteca y tras el desahucio, deberá cumplir con su deuda tanto con los bienes de que disponga en el momento actual como los que genere a partir de entonces. No obstante, existe una posibilidad de evitar esta situación: la dación el pago. Aunque no son muchas las entidades bancarias que hoy en día ofrecen este tipo de solución, cada vez son más.

Se trata de liberar al deudor de la deuda mediante la entrega del inmueble al banco y con ello saldar la hipoteca. No obstante, si se produce una venta, adjudicación o subasta de la vivienda de mano de las inmobiliarias bancarias, en el supuesto de que el la cantidad percibida por la entidad bancaria no solvente la deuda, el afectado perderá el inmueble y no quedará exento del resto del importe de la deuda. Sin duda, este es el peor de los escenarios posible para el deudor.

Como hemos visto, en el momento en el que se llega a la situación de desahucio, las posibilidades de detenerlo no son muchas, pero existen. Se trata de una de las peores y más recurridas experiencias por las que han pasado —y pasarán— muchas familias españolas en los últimos tiempos. En la actualidad, con la gestación de una nueva burbuja inmobiliaria, tanto de compra como de alquiler, seremos testigos de no pocos casos como los descritos, pues el incremento de los precios tanto en una modalidad como en otra no se detiene.

Para hacer frente a este tipo de situaciones hemos de saber que la contratación de un abogado profesional especializado en este ámbito es de suma importancia, por no decir imprescindible.

No son pocos los derechos a los que se pueden acoger los afectados que pueden llevar a buen puerto un caso que se ha dado por perdido. En Vosseler Abogados, sus especialistas en legislación de Barcelona, contamos con la experiencia y los profesionales adecuados para poder acompañarlo en el proceso. No dude en consultarnos cualquier duda que se le plantee, estaremos encantados de ponernos a su servicio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies