¿Qué hacer ante un despido improcedente?

Por 26 noviembre, 2020 Vosseler Abogados

En estos tiempos en los que conseguir un empleo es algo cada vez más difícil, perderlo puede ser todo un drama familiar. Muchas familias dependen del sueldo de uno solo de sus miembros y el hecho de que este sea despedido puede ser un verdadero problema económico.

En ocasiones, los trabajadores son despedidos por motivos justificados. Por ejemplo: absentismo laboral, desobediencia o indisciplina… Sin embargo, otras veces el despido puede ser considerado improcedente.

Un despido improcedente es aquel en que la empresa decide despedir a un trabajador sin ningún tipo de justificación o motivo, antes de que finalice el contrato firmado. Si esto te ha ocurrido, debes saber que existen maneras de reclamar e, incluso, recibir una indemnización.

En este artículo vamos a ver cuál es el procedimiento a seguir cuando has sufrido un despido improcedente.

¿Qué hacer si te despiden de manera improcedente?

Si te despiden de tu empleo debes valorar fríamente cuáles han sido los motivos y si son justificados, o no. Por supuesto, no sirve de nada reclamar como despido improcedente cuando el empresario tenía motivos de sobra para despedirte.

Si consideras que no existen razones reales para el despido, dispones de dos opciones:

  • Aceptar el despido y acudir a la oficina de empleo en un plazo máximo de 15 días para formalizar tu situación de desempleado.
  • Firmar la documentación necesaria expresando tu disconformidad y comenzar a tomar cartas en el asunto.

Si vas a tomar la segunda opción, hay algo muy importante que debes saber: a la hora de firmar tu carta de despido, debes escribir al lado de tu firma “No conforme”. De esta manera, aunque estés firmando porque es necesario hacerlo para que se produzca el despido, también estarás expresando tu disconformidad con el despido.

A partir de ese momento, dispones de 20 días hábiles para refutar el despido. Por lo tanto, te recomendamos que acudas a un abogado especialista en derecho laboral, como los que encontrarás en Vosseler, nada más firmar el documento.

De esta manera, no se te pasarán los plazos y podrás comenzar el proceso a tiempo. A partir de ese momento, la empresa dispone de 12 meses para hacerse cargo del despido improcedente.

La manera más fácil de refutar un despido es contar con la ayuda de un abogado. De esta manera, no tendrás que preocuparte en cuáles son los pasos a seguir porque él se encargará de todo.

Para presentar la alegación, habrá que acudir al servicio de conciliación, arbitraje y mediación. A partir de ese trámite, se inicia un proceso para tratar de llegar a un acuerdo amistoso. Si la empresa no se presenta a la cita establecida, el trabajador dispondrá de 20 días para iniciar el proceso de demanda.

En el juzgado, el juez determinará si se trata de un caso de despido improcedente. En caso de que la sentencia sea positiva, el trabajador tendrá derecho a una indemnización económica.

¿De cuánto es la indemnización por despido improcedente?

La cantidad dependerá del número de años que lleves trabajando en la empresa. Se calcula a razón del sueldo correspondiente a 33 días por año trabajado. El máximo es de 24 mensualidades, así que no aumentará a partir de los dos años trabajados.

Recuerda que si crees que tu despido ha sido improcedente, la mejor manera de averiguarlo es contactar con un abogado especializado en derecho laboral. Contacta con nosotros y te asesoraremos.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies